Slide 1 jFlow Plus
Slide 2 jFlow Plus
Slide 3 jFlow Plus
Slide 3 jFlow Plus

Plasencia

La historia de Plasencia, un municipio de España en la provincia de Cáceres, comunidad autónoma de Extremadura, empezó en 1186, cuando el rey Alfonso VIII de Castilla fundó la ciudad luego de conquistar el lugar a los almohades, mas hay diversos indicios de ocupación del área desde la Prehistoria.1 Diversos pueblos frecuentaron y habitaron la región hasta la llegada de los romanos, cuyas legiones instalaron allí un campamento militar. En tiempos de la Conquista musulmana de la península ibérica, habría existido una alcazaba en el lugar donde se encuentra hoy la ciudad.2 La ciudad prosperó entre los siglos XII y XVII, teniendo su apogeo en el XVI, como atestigua su centro histórico y sus diversos edificios civiles, militares y religiosos. A partir del final del siglo XVII, la ciudad entró en declive, del cual se recuperaría en la segunda mitad del siglo XX. En las inmediaciones de la ciudad existe un yacimiento arqueológico del Neolítico o la Edad de Bronce, la cueva de Boquique, la cual, además de vestigios de habitación, tiene también una necrópolis. La gruta dio el nombre a un tipo de cerámica prehistórica de la Península Ibérica y las islas Baleares, la cerámica de Boquique.3 Por su situación en la Vía de la Plata, ruta ancestral que liga el sur y el norte ibérico, cuya existencia se supone que se remonta por lo menos al período de Tartessos, en los siglos X a VI a. C., y en un punto de paso de las montañas del Sistema Central, el Valle del Jerte, fue frecuentada y habitada por diversos pueblos prerromanos como los celtas, vetones y vacceos, entre otros, como atestiguan, por ejemplo, los vestigios de un castro situado próximo de lo que es hoy la ciudad. Durante el imperio Romano existió un campamento militar de las legiones romanas, ligado a la Vía de la Plata, transformada en calzada romana.